El reconocido bailarín de tango nacido en la Escuela Municipal de Danzas Nativas del Cemepa, volvió a Caleta Olivia y desarrolló diferentes actividades, algunas abiertas al público en general, y otras específicas a los alumnos de la institución.

Mariano recordó que empezó a bailar desde muy chico, mas precisamente a los 6 años en la EMDN, "tuve a todos los profesores de esa camada, imaginate que desde los 6 a los 18 años estuve estudiando acá, toda mi formación es de todos esos maestros que estuvieron en esos momentos, algunos de ellos fueron Marcela Paez, Daniel Brizuela, Ana Claudia Paez, Luciana, Javier, Daniel Ormeño, y varios más".

En relación a sus inicios, comentó que empezó específicamente con el folclore, "después fuimos sumando el tango y luego el malambo, como una disciplina un poquito extra, si bien está relacionado lo entrenábamos aparte". Además comentó que en el año 2004 ganó un concurso muy importante para su carrera, "éramos 200 aspirantes para el Ballet Folclórico Nacional, la compañía de Santiago Ayala y Norma Viola, ahí empecé profesionalmente".

Mariano Balois formó parte de prestigiosas compañías de Tango con las cuales ha podido recorrer el mundo desarrollando diversos espectáculos, el último en una gira que incluyó a Inglaterra, Grecia y Suiza. Actualmente reside en Buenos Aires y como dijo anteriormente, formó parte del “Ballet Folclórico Nacional” y hace más de quince años se dedica a esta profesión que le permite viajar por el mundo dando shows de primer nivel.

Con respecto a los talleres que brindó en el Cemepa comentó: "esta vez tuvimos 4 talleres, 2 relacionados al folclore y 2 al tango, uno de tango escenario y otro de tango salón que fueron abiertos a toda la comunidad. La EMDN organizó los talleres abiertos a todas las personas que bailan tango en la ciudad, e incluso vino gente de Las Heras y de Comodoro. En tango escenario encontré muy buen nivel; en tango salón no me sorprende encontrar buen nivel, porque yo sé la cantidad de alumnos que tenemos acá en la escuela y en otras instituciones y es algo más normal encontrar buen nivel de baile. En tango escenario, que es una disciplina más compleja y que necesita más entrenamiento, realmente me sorprendió, porque es un trabajo más específico y se nota que la escuela trabaja muy intensamente en esa disciplina". 

En relación a la EMDN dijo: "hay talleres infanto juveniles, adultos y agrupaciones específicas para prepararse a hacer shows, presentaciones, como siempre acostumbra la escuela tiene sus cuerpos de baile, malambo y tango y encontré muchos alumnos, se han interesado mucho."

La otra actividad estuvo dirigida a cuestiones técnicas, "conceptos técnicos de la danza en general, pero para aplicarla a los grupos de folclore, en este caso al grupo de Huenekén, que son los juveniles, y en otra actividad parecida pero en otro nivel de exigencia para el Ballet Quienenquén".

Por último comentó de sus actividades futuras y prometió volver con más jornadas de este tipo: "por el momento tengo que preparar un tour a Suiza, Tailandia y Finlandia, además tengo que preparar una pequeña gira a Brasil, pero ya estamos pensando con Ana Claudia Paez organizar otra jornada más adelante. Me sorprendió la convocatoria, sobre todo en tango y en folclore, es señal de que están ávidos de incorporar conocimientos y cosas nuevas, y a mí me hace mucho bien porque vuelvo, recuerdo este lugar (risas) que caminé tantas veces y los salones en los que bailé, conozco a todos los profesores y ellos me conocen y saben de mi trabajo entonces podemos hacer un trabajo en equipo, coordinamos con cada uno y hacemos un lindo trabajo integrado".

Los días previos al inicio de clases, muchos tienen la expectativa de volver a ver a sus compañeros o amigos que no vieron en el verano o de volver a la rutina. ¿De qué manera hay que explicarles por qué no pueden ir a la escuela? 

"La falta de clases afecta a los chicos de diferentes maneras. Para ellos, su inicio marca el verdadero inicio del año; retomar las rutinas diarias y la organización externa los ayuda a la organización y estructura interna", señaló a Infobae la licenciada Silvia Naya, especialista en Psicoterapia Familiar, Niños y Adolescentes de Espacio Olazábal.

"No empezar las clases, al mismo tiempo que lo pueden sentir como un `plus´de vacaciones, les genera una gran expectativa sobre el cuándo retomarán, ya que el aburrimiento puede empezar a molestarlos", dijo, y destacó que "la falta de estímulos, motivaciones y desafíos, propios de las actividades del colegio, van generando en los chicos mayor fastidio y apatía".

 

Y no es para menos: todos pasamos por los preparativos antes de ir a clases y sabemos cómo se sentía: la compra de útiles, uniformes o guardapolvos, el lindo proceso de llenar la cartuchera con lápices de colores, lapiceras de pluma y borratintas… También sabemos que, a pesar de haber renegado cada mañana por madrugar, o por perder tardes de juego haciendo tareas, la escuela era el lugar donde estaban nuestros amigos, con historias de verano esperando ser contadas… Habría una nueva maestra y quizás nuevos compañeros. Un mundo distinto del de casa, eso era la escuela. Muchas de ellas, hoy vacías.

"En general, la gran mayoría de los chicos tienen una gran expectativa frente a la vuelta al cole. El cambio de grado o año, los útiles nuevos, con quién se van a sentar… suelen ser las principales ideas que rondan en sus cabezas. Y al mismo tiempo que están ansiosos, también suele ser la alegría del reencuentro con muchos compañeros y amigos que no se vieron en las vacaciones. Las aulas están preparadas para recibir a los chicos en el primer día y paulatinamente la expectativa se va transformando en rutina", apuntó Naya.

 

Al ser la escuela para muchos chicos el único medio de socialización con pares, pueden extrañar las horas de clases o juegos, pero hay que destacar que los niños "tienen una gran capacidad de resiliencia", por lo que es importante ayudarlos a entender que las situaciones se pueden resolver y se puede volver al cole. No sienten que su mundo está 'dañado', sino más bien que pueden estar 'cansados' de esperar para retomar el encuentro con sus compañeros.

 

Paro docente, hablar de una realidad social

Cuando no van a clases porque detrás hay un reclamo que impide hacerlo, es necesario poner a los niños en el contexto social, pero ¿hay que decirles los reales motivos? ¿De qué manera?

 

La huelga docente, como toda manifestación popular, tiene su historia y voces a favor o en contra de los reclamos salariales, y a veces, por oposición al sistema educativo, se enfretan con la necesidad de cumplir los días de clases. "Las primeras experiencias de sindicalización del magisterio en la Argentina, con una escala significativa, se produjeron en las décadas de 1940 y 1950, durante el gobierno de Juan D. Perón. En este período, la Argentina experimentó un ciclo de auge de las organizaciones sindicales, ahora bajo el amparo y la promoción del Estado", destaca el libro El sindicalismo docente en la Argentina, de Roxana Perazza y Martín Legarralde.

 

"Durante la década de 1990 –continúa el texto– la CTERA se posicionó políticamente como un sindicato fuertemente opositor, y desarrolló un discurso público antagónico a las reformas estructurales que se llevaron a cabo en el sistema educativo. Uno de los acontecimientos más notables de esta etapa fue la descentralización final del sistema educativo argentino, concretada a partir de una ley de transferencia de servicios educativos de 1992. Esta ley completa un ciclo iniciado en 1968, pero que tiene su medida de mayor impacto en 1978, con la transferencia de las escuelas primarias que dependían de la Nación al orden provincial".

 

"El que los chicos estén enterados de las razones por las cuales no acuden al cole variará de acuerdo a la edad de los mismos. Con los más chicos, es recomendable explicarles con un paralelismo sobre sus relaciones, explicando que así como entre sus amigos muchas veces no se ponen de acuerdo, a los adultos también nos pasa, y los docentes están tratando de llegar a un acuerdo, por eso todavía no comienzan las clases", acosejó la experta, y destacó: "Con los más grandes, es interesante poder incentivarlos a investigar las razones del paro docente y conversarlo con ellos. De esa manera se los apoya a leer, saber del tema y principalmente ir formando una mirada propia de los conflictos".

Mientras distribuye la tercera edición de la Mirada Ambigua en escuelas rurales del país, Sheila Lincheski centra sus energías en la edición de su nuevo trabajo literario. También fue galardonada con el premio Estrella del Sur en Montevideo.

a figura de la joven escritora caletense, Sheila Lincheski, ha tomado mayor trascendencia y continúa sumando reconocimientos a nivel nacional e internacional a través de distintos espacios literarios que han puesto la mirada bien al sur de nuestro país. Además, continúa trabajando en la distribución de su libro “La Mirada Ambigua”, el cual la ha llevado este año por segunda vez a la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, a distintos rincones del país a través de la entrega en las escuelas rurales y también a certámenes de la literatura juvenil con muy buenos expectativas.

En esta oportunidad, luego de su paso por provincias del norte argentino y su visita al hermano país de Uruguay, donde fue galardonada con el Premio Estrella del Sur, Sheila comentó que su llegada a Montevideo se dio gracias a las organizadoras los Premios Estrellas del Sur, Yanni Tugores y Sandra Blanco. En esta edición del certamen hubo más de cien premiados de países como Uruguay, Argentina, Colombia y México, por lo que se convierte en otro reconocimiento importante para la escritora, quien expresó a nuestro medio que es un reconocimiento “dedicado a mi provincia” y el agradecimiento “al granito de arena que aportaron desde la Comisión de Fomento de Jaramillo, como también de la senadora María Ester Labado y de la MPCSS de Pico Truncado”.

En cuanto a la labor que realiza por estas horas, Lincheski comentó: “Seguimos con la donación a las escuelas rurales de todo el país, estuvimos recorriendo varias escuelas. Estamos muy entusiasmadas con el trabajo que se está realizando. Estuvimos por Jaramillo, Fitz Roy, Bajo Caracoles, Tres Lagos, Cañadón Seco, también en la provincia de Córdoba, en Formosa, San Luis”.

En otro tramo de la entrevista, la escritora adelantó: “Recientemente terminamos de escribir el nuevo libro, el cual solo resta mandarlo a imprimir” y aunque no quiso adelantar el nombre ni detalles de la obra, afirmó: “Tenemos pensado editarlo antes de agosto a través de la editorial Dunken. Va a estar buenísimo. Estoy encantada con el contenido y con las personalidades que me estarán acompañando en este nuevo proyecto”.

Por último, Sheila comentó que el próximo 9 de junio estará presente en la Feria del Libro Provincial, donde además de mostrar su trabajo estará a cargo del dictado de una actividad literaria para niños de 8 a 12 años.

Fuente: Tiempo Sur

En toda comunidad podemos encontrar espacios destinados a la preservación, conservación del patrimonio cultural. Y esta situación no ha sido ajena a la ciudad aunque desconocida en los últimos 14 años por lo menos desde su percepción física. Recuerdos de la infancia y adolescencia permiten recorrer la historia, acercar al pasado, a los primeros pobladores de la localidad; diferentes movimientos, épocas que marcaron el origen de Caleta Olivia. A sus mitos respecto de su nombre. A la fauna y flora que la rodea, a su conocimiento y preservación.- Al petróleo que sustento el crecimiento poblacional de la ciudad.

La evolución de los procesos históricos locales suelen poder visualizarse a través del patrimonio cultural como testimonios directos de esos procesos. En ese contexto, las instituciones representativas de ese patrimonio no pueden estar ausentes. Es el caso del museo.

Caleta Olivia contó con durante, casi dos décadas, con esta institución educativa. En la actualidad  se desconoce las causas que motivaron el cierre del  otrora “Museo del Hombre y su Entorno”  pero sus consecuencias  se pueden medir a través del abandono del Patrimonio Cultural de la ciudad . 

Como parte de la política Cultural de Gobierno Provincial se impulsa la Creación de Museos entre otras áreas culturales. Dichas políticas son emuladas por el gobierno Municipal a cargo del entonces Intendente Doctor Emilio Papousek, que lleva adelante la propuesta de crear un Museo en la localidad de Caleta Olivia. Es así que se requirió  para tal fin de recursos humanos especializados en la materia convocándose a dos profesionales radicados en la provincia de Santa Cruz; recayendo esa responsabilidad en la Museóloga Silvia Parisi y el Licenciado Cesar Gribaudo.

Será entonces el Consejo Provincial de Cultura el encargado de llevar adelante la planificación de las actividades entre las que se encontraría las reuniones de regionalización para realizar el intercambio de recursos humanos y materiales que amalgamaría el proyecto cultural científico y tecnológico de la provincia. Hecho que queda reflejado por las manifestaciones vertidas en las entrevistas realizadas al  Dr. Emilio Papousek y el Museólogo Lic. Cesar Gribaudo.-  

Será la Subsecretaria de Cultura, Ciencia y Técnica dependiente del Ministerio de Cultura y Educación la encargada de desarrollar el programa cultural para la provincia.- Sumada a la política provincial la Municipalidad de Caleta Olivia dirigida en ese entonces por el Dr. Silvio Emilio Papousek (1983 -1987) crea la casa de la Cultura, el Consejo Municipal de Cultura; se inauguró el Museo del Hombre y su Entorno, el Museo del Petróleo. Se reorganizó un impulso al crecimiento de la Biblioteca  Municipal realizándose en 1987 la primera gran Feria del Libro. Desde 1984 se promueve desde la Secretaria de Acción Social, el festival del Trabajador Patagónico, incluyendo exposición en salón cultural y artesanal como reconocimiento a la esforzada labor de los habitantes de nuestra provincia.- 

En ese contexto se presenta un proyecto de Creación del Museo de la Localidad de Caleta Olivia diseñado con el fin de articular la gestión del Patrimonio con el  sistema educativo.-  Se crea así en el ámbito de la Dirección de Cultura de la  Municipal de Caleta Olivia, el área de Museos que tendría como misión la coordinación de la protección, conservación y proyección del patrimonio, articulando el trabajo de las organizaciones del estado con las ONG y las entidades privadas, actuando como autoridad de aplicación de un marco legal establecido por  la  ordenanza N° 308/86  

Tal cual lo expresan las actividades que circunscribía el perfil del Museo de Caleta Olivia, y recuperando la idea central de crear conciencia comunal, en los distintos niveles de la población, sobre las necesidades de identificar, rescatar, preservar y transmitir el patrimonio, se gestionó un espacio físico para su desarrollo.  El primer lugar físico que ocupo el Museo, fue una de las salas del  Complejo Deportivo Municipal “Ingeniero Knudsen”, allí se inicia la vida del mismo. Con el transcurrir del tiempo fue adoptando forma y línea para dar respuesta a los objetivos perseguidos por esta institución

Quienes estuvieron a cargo, delimitaron una guía de trabajo para darle vida al mismo, iniciándose en la búsqueda, recopilación, y recolección de diversos objetos y piezas arquitectónicas, paleontológicas,  de bellas  artes y geológicas. Como parte del diseño de una política museológica; se llevaron a cabo proyectos de toda índole. Entre ellos, la “Expedición Dinosaurios” de la EGB n° 76, proyecto “La Historia de la Radio”, dinosaurio a escala para exposición, Campaña “Juguemos Limpio” y  “Pequeños Guardafaunas”, entre otros. 

La importancia de los proyectos y objetos, al momento de ser exhibidos en un museo, parte de la hipótesis de que dicho significado se construye en la mente del visitante, mediante las relaciones que lo vinculan con los otros elementos presentes en el contexto físico en que se lo muestra y por contraste, con el conocimiento previo que poseía acerca de tal objeto. En aquel momento, la exposición en sí misma, fue considerada como un medio de comunicación, escenario y recurso de aprendizaje. El Museo albergó diversas colecciones y objetos que fueron donados a esta entidad para su preservación como así también para recuperar a partir del estudio de los mismos la historia de la comunidad. Una gran donación, fue la del antiguo surtidor de la familia Berezosky para exposición y muestra en el Museo del Hombre y su Entorno. 

El desenvolvimiento de las políticas municipales en materia de cultura en Caleta Olivia, lejos de poder concretar el proyecto de Museo con continuidad en el tiempo a través del perfil descripto llevó contradictoriamente al cierre definitivo de este.  Se podrán esgrimir multiplicidad de causas, argumentos con valor para quien los exponga pero  lo cierto es que objetivamente se ha corroborado ambas hipótesis a través de la investigación realizada, esto es datos recopilados, pruebas materiales que pudimos recoger sistematizar y analizar.-   

Se puede pensar entonces que hubo un abandono no sólo por la ausencia de políticas culturales sino por la falta de compromiso de parte de las autoridades competentes, con responsabilidades de gestión, con responsabilidades de gestión frente a esta institución educativa como lo fue el Museo del Hombre y su Entorno, institución altamente valorado por la comunidad no sólo educativa, sino del público en general quienes ante el abandono manifiesto de nuestro patrimonio cultural fueron testigos del proceso de desmantelamiento como queda reflejado en las manifestaciones de los actores sociales que gozaron de ese legado cultural. A 14 años de este hecho y en el dia internacional de los museos...volvemos a decir: YO QUIERO UN MUSEO PARA MI  CIUDAD. 

Una de las ultimas imágenes de los objetos del antiguo museo de la ciudad en deplorable estado de conservación. 

 

En el marco del III Congreso Internacional que se desarrolla en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario, los profesionales consideraron central y determinante "la detección temprana de cualquier problema auditivo".

Profesionales en fonoaudiología que participan en Rosario de un congreso internacional de la disciplina que atiende la salud del oído sostienen que en Argentina "no existen sordos" porque la detección se realiza desde que la persona nace lo que permite que la patología sea tratada en forma eficiente con técnicas innovadoras que le otorgan una mejor calidad de vida.

 

En el marco del III Congreso Internacional de Fonoaudiología que se desarrolla hasta el sábado próximo en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario, los profesionales consideraron central y determinante para la salud del oído, "la detección temprana de cualquier problema auditivo".

 

"Nuestras estadísticas indican que 3 de cada 1000 personas tienen algún problema auditivo. Tenemos las herramientas y estudios que sin la participación del paciente nos permiten llegar a un diagnóstico diferencial correcto y dar solución al problema", señaló a Télam el fonoaudiólogo doctorado en audiología, Vicente Curcio uno de los destacados disertantes que participa como invitado del evento.

 

El experto resaltó la "obligatoriedad" del diagnóstico, "que se realiza en nuestro país, por ley -la 25.415-a los recién nacidos que permite una detección temprana".

 

"Con la prueba de otoemisiones se puede evaluar a los recién nacidos y de acuerdo a los resultados se hacen otras pruebas; lo importante es que se tenga un real conocimiento de cómo está la audición del paciente porque en caso de aparecer algún tipo de hipoacusia se puede llegar a un diagnóstico diferencial a los 3 o 4 meses de vida para que a los 6 meses aproximadamente, poder intervenir o proceder", explicó sobre la técnica detección de la patología.

 

En esa línea, resaltó, "que hoy no existe más un chico sordo, se puede tratar, se puede trabajar el problema que tenga y a partir de ahí obrar en consecuencia".

 

Sobre las causas de la hipoacusia, especialmente en pacientes pediátricos, explicó que pueden ser hereditarias o congénitas, de formación del feto y las adquiridas.

 

"Hereditaria es cuando se trata de causas genéticas; un 50 por ciento es por causas genéticas, en lo general no porque el papá o la mamá tengan un problema sino que la combinación de genes producen el problema o bien porque alguno de los dos es sordo y se hereda", apuntó.

 

"Puede ser congénita y se da por ejemplo cuando la mamá tuvo algún problema durante el embarazo como haber sufrido alguna patología infecciosa que puede ser: citomegalovirus, toxoplasmosis, rubeola que si se produce en las primeros meses de gestación puede ser más perjudicial", explicó.

 

"También puede ser una malformación o deformaciones debido a que por ciertos síndromes no se forma bien la carita o la cabecita y esto puede llevar a que el bebé nazca con problemas auditivos", añadió.

 

Respecto de las hipoacusias adquiridas, el profesional y catedrático de la carrera de posgrado de Audiología de la Universidad del Museo Argentino (UMSA), dijo "que puede darse cuando una persona tiene alguna enfermedad en el oído como otitis agudas reiteradas que pasan a ser crónicas y puede derivar en algún grado de hipoacusia".

 

Sobre la denominada socioacusia y sus consecuencias en la salud auditiva, advirtió "que por lo general el problema que puede derivar a una sordera comienza con síntomas como los denominados acúfenos o zumbidos".

 

Esos primeros síntomas -explicó Curcio- "se dan en la adolescencia y en adultos con los ruidos urbanos, los laborales y el uso por muchas horas al día de las nuevas tecnologías como los auriculares de los celulares".

 

"No hay que asustarse, hay que concurrir a la consulta médica para la detección porque cualquier problema auditivo tiene solución actualmente", enfatizó el profesional.

 

El III Congreso Internacional de Fonoaudiología que se realiza en Rosario y que se extenderá hasta el sábado próximo convocó a más de 600 profesionales y estudiantes de distintas provincias de nuestro país y de Colombia, Brasil, Chile, Perú, México España y Canadá.

TELAM