El Ministerio de Producción lanzará este lunes la plataforma digital Academia Argentina Emprende con el objetivo de potenciar el desarrollo de habilidades emprendedoras en todo el territorio nacional.

La presentación en sociedad de la plataforma  digital Academia Argentina Emprende durante un acto que se desarrollará a partir de las 10, en la Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes, en avenida presidente Figueroa Alcorta 2280, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

"La plataforma virtual de Academia Argentina Emprende fue concebida como un espacio que favorece la federalización de la formación emprendedora y democratiza el acceso a los contenidos", señaló a Télam el secretario de Emprendedores y Pymes, Mariano Mayer.

 

El funcionario remarcó que "todos los emprendedores del país tendrán la posibilidad de capacitarse a través de nuestras herramientas digitales, que pretenden acompañarlos en la identificación de oportunidades y luego respaldar esos procesos creativos con metodologías ágiles".

 

"También tendrán acceso a sugerencias o consejos para identificar la aparición de eventuales problemas que, una vez identificados, tendrán propuestas concretas para solucionarlos", señaló Mayer

 

La propuesta ofrece capacitación para el desarrollo y fortalecimiento en las diferentes etapas de un emprendimiento, desde la puesta en marcha de una idea hasta herramientas para quienes ya tienen un modelo de negocio funcionando y necesitan hacerlo crecer.

Entre los principales contenidos, se podrá acceder a capacitaciones brindadas por más de 40 especialistas en ventas, finanzas, marketing, redes sociales y comunicación, entre otros.

Además, los emprendedores podrán conocer casos de éxito de reconocidos emprendedores de todo el país para interiorizarse sobre sus experiencias.

 

El lanzamiento de la Academia Argentina Emprende se enmarca en la reciente aprobación de la Ley de Emprendedores, impulsada por el Ministerio de Producción y diseñada por la Secretaría de Emprendedores y Pymes, cuyos ejes centrales son respaldar a la creatividad emprendedora y multiplicar los puestos de trabajo a través de capitales mixtos.

 

"Hasta hace un tiempo crear una sociedad, registrarse en la Agencia Federal de Ingresos Pùblicos (AFIP) y abrir una cuenta bancaria demoraba entre 3 meses y un año y medio, con lo cual muchos emprendedores arrancaban en forma informal y se terminaban frustrando", señaló Mayer

 

A partir de los cambios previstos en la ley, próxima a reglamentarse, se abre la posibilidad de hacer todo el trámite "por internet y en 24 horas".

 

Mayer destacó que en junio "ya se verán los primeros resultados en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires gracias a la colaboración de la Inspección General de Justicia (IGJ) y esperamos que de a poco se vayan adhiriendo los registros comerciales de todas las provincias".

 

La constitución de una empresa en 24 horas es uno de los capítulos centrales de la ley y formó parte de las promesas del presidente Mauricio Macri durante la campaña electoral.

 

Para desarrollar la industria de capital emprendedor la ley también contempla beneficios impositivos para los inversores registrados que apuesten por el desarrollo de ideas argentinas. Además, con el propósito de facilitar y agilizar el proceso de financiamiento, se creó el Fondo Nacional de Capital Emprendedor (Fondce).

 

A partir de este fideicomiso, surgirán fondos de capital emprendedor de naturaleza público-privada para generar estímulos para inversores de proyectos de alto impacto. En concreto se prevén 10 fondos, cuyo 40% estará integrado por inversión pública, con administradores privados y un capital mínimo de u$s 30 millones cada uno.

 

También se seleccionarán 13 aceleradoras, 3 de ellas de base científica, con licencias por 4 años, a las que se destinarán aportes para los gastos operativos y para la inversión conjunta en emprendimientos argentinos.

 

Asimismo la ley contempla la regulación de mecanismos de financiamiento colectivo para democratizar y federalizar la posibilidad de que los argentinos inviertan en el talento local. De hecho, en el marco del Fondce, se promoverán préstamos a tasa cero con la premisa de ayudara a crecer a quienes estén comenzando con su emprendimiento.

 

Que veinte años no es nada, cantaba Carlos Gardel. Será febril la mirada del Indio Solari cuando se presente con los Fundamentalistas del Aire Acondicionado este 11 de marzo en Olavarría, dos décadas después de la cancelación de los recitales de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota por orden del entonces intendente Helio Eseverri. La suspensión de aquellos shows, pocas horas antes de su inicio, provocó lo inédito: el Indio acompañado por la banda dio su primera y única conferencia de prensa en toda la historia ricotera. Los canales y las señales de noticias transmitieron en vivo sus declaraciones como si se tratara de una cadena nacional.

 

Pasaron 20 años, varios discos más de la banda y otros discos más de Solari y Skay solistas. Afortunadamente para los amantes de la literatura, también en este lapso se publicaron trabajos sobre ellos. De hecho, se trata del fenómeno rockero argentino sobre el que se han escrito más libros. Desde biografías hasta tesis universitarias, pasando por recopilaciones de artículos de revistas; el caudal de Patricio Rey y el Indio Solari supera ampliamente al de sus contemporáneos.

Santo fumador de allá… de La Plata

 

Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Fuimos Reyes, de Mariano del Mazo y Pablo Perantuono (Ed. Planeta), es la más completa y detallada biografía escrita sobre la banda. Los autores bucean con habilidad desde los orígenes platenses de la Santa Tríada Ricotera compuesta por el Indio, Skay (bautizado así por Marta Minujín, por sus ojos color del cielo) y Carmen "la Negra Poli" Castro, hasta su amarga separación.

 

Los autores van hasta el Antiguo Testamento de Patricio Rey para encontrarse con un entrerriano solitario arribado a La Plata que solía pasar horas dibujando e imaginando historias que ocurrían en Valeria del Mar; con el hijo de un empresario industrial secuestrado por el ERP y que sin haber terminado la secundaria había visto tocar en vivo a Jimi Hendrix en Londres; y, por último, a una madre joven que era considerada en la capital provincial como "una mina brava".

 

En sus páginas aparecen y se explican personajes fundamentales de este fenómeno cultural como Rocambole, Fenton, el Mufercho, Enrique Symns, el Docente (creador de los célebres buñuelos redonditos de ricota que se repartían en las presentaciones) y Walter Bulacio. Se cuenta cómo un grupo que juntaba a cientos de espectadores delirantes, intelectuales y universitarios, se transforma en un rito para miles de pibes que integran esas bandas de "barrios desangelados" para formar el semillero del "pogo más grande del mundo". Los escritores investigan a la mítica y misteriosa Carmen "Polilla" Castro. Una mujer capaz de dormir en el ropero de un departamento platense en su etapa hippie; de pensar y organizar los conciertos más espectaculares en los estadios más imponentes del país como River y el Chateau Carreras en plena masividad ricotera; y hasta de calmar a una multitud a punto de romper todo en Huracán, poniendo un cassette de Tchaikovski.

 

En el final del libro se narran las causas de la ruptura de la sociedad. Un combo que incluye desde desavenencias artísticas hasta un litigio por la custodia y propiedad de material audiovisual de la banda. El epílogo incluye acusaciones entre Skay y el Indio por los méritos dentro del grupo. Un cierre con una declaración gráfica del bajista Semilla Bucciarelli: "Me da vergüenza leer las notas del Indio y Skay, porque se quieren adueñar de algo que en realidad le corresponde al público. Si Patricio Rey tuviera piernas, los cagaría a patadas en el culo".

 

Las fuentes consultadas son los mismos protagonistas de la historia, lo que provoca una polifonía de testimonios y versiones que dan una rigurosidad periodística admirable al trabajo. Un libro agradable e interesante tanto para el fan de la primera hora como para el curioso novato.

To beef or not to beef

 

Gloria Guerrero es una de las periodistas de rock más respetadas del medio. Sus participaciones en El Expreso Imaginario, Humor y Rolling Stone (edición argentina) son credenciales suficientes para que el lector recuerde que se trata de la misma pluma que ilustró las "Paginas de Gloria". Su libro Indio Solari. El hombre Ilustrado (Sudamericana), se centra en la figura del calvo frontman y relega a un segundo plano al resto de los ricoteros. El libro es un hijo predilecto del new journalism norteamericano, donde una particularidad del personaje es lo que dispara la historia.

 

El texto hace un tributo a las novelas de Agatha Christie, presentando a los actores de reparto del libro con el título "Lista de invitados". Por ejemplo, a Ricardo Mono Cohen (Rocambole) lo define como: "Fundador e ideólogo de La Cofradía de la Flor Solar, responsable de la imagen de los Redondos y reconocido artista plástico. Actualmente es vicedecano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata". Una vez presentados todos, toma la supuesta hipocondría del Indio y su fobia al mal aliento para empezar a trazar y ahondar la personalidad del músico.

 

El recorrido es un constante ir y venir desde las particularidades de Solari hasta las generalidades del proceso social y musical ricotero; desde los tiempos bohemios sesentistas hasta la reclusión actual en su estudio Luzbola en el hermetismo de Parque Leloir. En este libro el talento narrativo de Guerrero hace su presencia. Las historias que cuenta no difieren de otros libros sobre los Redondos, pero ella hace la diferencia. El lector encuentra a un Indio metido en las reuniones de Silo, un líder místico-político, allá por los setenta, como también a un músico obsesionado por las "texturas" y las posibilidades de la era digital a la hora de grabar sus discos. Un trabajo que mediante retazos construye la personalidad de Carlos Solari.

Mientras más alto trepa el monito

 

Banderas en tu corazón. Apuntes sobre el mito de los Redondos, de Marcelo Gobello (Corregidor), contiene varias perlas para fanáticos ricoteros. Para los antiguos lectores de la revista Cerdos & Peces es una manera de encontrarse con los viejos artículos de Solari de la serie "El delito americano", para repasar la discografía no oficial y para conocer los clásicos que nunca fueron grabados en sus LP, cassettes o CD. Por sus páginas pasan "Un tal Brigitte Bardot", "Nene Nena" y "Roxana Porchelana/Un incendio en Palermo Chico", entre otros.

 

Gobello es un viejo conocido del trío fundacional desde los tiempos que integraba el staff de Cerdos & Peces. De hecho, el director de aquella publicación, Enrique Symns, fue el monologuista durante varios años de la banda antes de la masividad y quien aporta el prólogo de este libro. El trabajo lo muestra al propio Symns enlazado en una discusión epistolar con el Indio en una muestra de riqueza en las prosas de ambos. De todos los libros sobre la banda este es el indicado para conocer la coherencia de pensamiento sobre el hecho artístico que significó Patricio Rey: son el Indio, Skay, Poli y Rocambole recopilados y rescatados en escritos de época. De hecho, con respecto a la manager de la banda, aparece el primer reportaje que aceptó dar en septiembre de 1989. Por último, se transcribe la histórica conferencia de prensa de los Redondos en Olavarría, cuando el gran público accedió a la voz y cuerpo de Patricio Rey, hasta ese momento, un mito insondable.

Esa vieja cultura frita

 

Yo no me caí del cielo. Genealogía de una postura fue escrito primero como tesis final en la carrera de Comunicación de la Universidad de La Plata. El trabajo del entonces estudiante Patricio Cermele fue publicado tiempo después por Editorial Sudestada. Con prólogo de Sergio Pujol, el autor hace uso de las corrientes de pensamiento universitario sobre los mass media para interpelar ese fenómeno artístico y político que ha sido Patricio Rey.

 

"Una historia de los Redondos puede ser una historia de ese talento enmarcado por un grupo que permanece fuera de los medios de comunicación audiovisual por decisión propia; una historia del único grupo con tanta continuidad en un medio en el que predomina el tiempo-instante, el tiempo efímero de la cultura massmediatica; una historia de las afueras del pensamiento tecnológico, en tanto lógica de la eficiencia/profesionalidad/distancia con el público". Más allá del carácter ensayístico del libro, lo más interesante es la recopilación final de conceptos vertidos sobre el Indio en medios de alcance nacional. Las definiciones de Solari incluyen al rock, el dinero, Cerati y Cromañón.

Bang! Bang! Estás estudiado

 

Solari, Beilinson y Castro inventaron a Patricio Rey. Ariel Magnus hizo lo propio con Atila Schwarzman, un filólogo cordobés encargado de desentrañar el mito ricotero a través del análisis de sus letras. La cuadratura de la redondez (Interzona) es el soporte elegido por Magnus para un exquisito delirio. Un libro que interpela al Indio, a los fans y a la propia literatura, en clave irónica.

 

Magnus, que solo aparece en el inicio y final del libro, toma una tradición borgeana: escribir sobre textos ficticios. Solo que, en vez de recurrir a una biblioteca como solía hacer el creador de "El Aleph", retira su PC reparada en un local informático y se da cuenta que por error le han cargado una serie de archivos producidos por el ignoto y mencionado Schwarzman. Unos documentos que contienen un estudio pormenorizado de las letras del Indio a cargo del filólogo.

 

A modo de ejemplo: en la frase "no sé muy bien sobre qué pierna bailo" de Noticias de ayer, el Indio hace mención a La Renga: un hallazgo que Magnus comparte con el universo lector. Lo rico del libro es su ironía y, sobre todo, el asunto peligroso de meterse con las letras del Indio. Casi un sacrilegio para los asistentes frecuentes y devotos a las celebraciones paganas de Patricio Rey.

La bestia pop

 

Ex militante del PRT-ERP, escritor, poeta, músico aficionado y asistente a más de 150 misas ricoteras: así se define Jorge Boimvaser, autor de A brillar mi amor. Mitología no autorizada de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota (Sudamericana).

 

Se trata de la crónica de una adoración. Testimonios que intentan explicar por qué la banda provoca ese sentimiento singular entre sus fieles seguidores. Boimvaser cuenta que, al estar clandestino desde 1976 hasta la guerra de Malvinas, perdió referencia con respecto al rock nacional de aquellos años. La vuelta a la superficie se vio conmovida por la irrupción de la banda de La Plata. Relatos de una fascinación que puede soportar condiciones meteorológicas adversas y violencias represivas de las fuerzas de seguridad (mayormente durante los 90).

 

En este libro, un clásico ya entre "las bandas", se describe también el protagonismo creciente del público rockero en las presentaciones. Un espectáculo adentro de otro espectáculo.

INFOBAE

Un guitarrista toca su instrumento completamente sumergido en un cubo transparente lleno de agua, como si fuera una pecera. Al tiempo, una sirena ingresa y baila a su alrededor. La canción que se escucha en el Luna Park, sí, adivinaron, es Hombre al agua.

 

Es de los momentos en que Sép7imo día: No descansaré amalgama el universo de Soda Stereo con la estética del Cirque du Soleil. El concepto visual que siempre primó en los espectáculos de la compañía canadiense tendrá muchos puntos altos en los 100 minutos corridos, sin intervalo, que se toma el show para interpretar a los Soda.

 

Sentado en su butaca lateral o de pie frente al escenario, ¿qué hacer? ¿Dónde dirigir la principal atención a los estímulos, a los cambios, a la remasterización de la música, o a los acróbatas? ¿Los soderos saldrán encantados, espantados o qué? ¿Está el universo que imaginábamos cuando escuchábamos Persiana americana? ¿Cómo reflejarán La ciudad de la furia sin ser porteños?

 

Cómo congeniar la imaginación y la creación con el universo de Soda. De eso se trata.

La compañía hizo Love sobre Los Beatles, y no muchos quedaron satisfechos. La interpretación no llegaba a niveles de éxtasis.

 

¿Qué es Sép7imo día? ¿Una (re)interpretación de la música del trío? ¿Cómo jugará la caja sonora en el estadio en el que el sonido no suele salir favorecido? Y quienes conocen poco y nada de su música, ¿pueden disfrutarlo, o se quedan afuera?

 

Para los fans, Sep7imo día será un espectáculo que les volará la cabeza.

Por momentos Sép7timo día es sencillamente un show con música de Soda Stereo. En esos instantes, como en muchos espectáculos del Cirque, la música pasa a un segundo plano porque lo que apresa la atención son la acrobacia, el despliegue, los trajes, las coreografías y los movimientos. Aquí todo eso está, claro, pero también está la música.

 

“El comienzo fue un Big Bang y fue caliente”, canta Cerati en Sép7imo día, el tema que da título al espectáculo cuyo estreno mundial fue anteanoche en el Luna Park. Algo de ese calor se siente en el estadio de Corrientes y Bouchard, apenas arranca el show.

Pero lo cierto es que mucho más lo será cuando avance, bien adentrada una hora.

 

Una voz en off advierte que “a veces en la vida se dan esos encuentros mágicos entre dos personas, pero también entre una banda y su público…. Juntos no tienen límites… Y el amor que comparten es eterno”.

 

Hay tres esferas sobre el público que cubre el campo (es la primera vez que un show del Cirque tiene espectadores de pie delante del escenario), que representan a cada integrante de Soda Stereo, Gustavo, Zeta y Charly, y se forma una única figura, un triángulo. La voz en off insiste: ellos, cuando tocaban en vivo, llevaban músicos invitados, pero ninguno ingresaba dentro de ese triángulo que formaban el guitarrista, el bajista y el baterista.

 

Ahora sí: el público podrá ingresar en ella.

Hay, en el campo, un joven enjaulado. Atrapado. Descienden auriculares. Se los coloca y a partir de ese momento, en que escucha a Soda Stereo, se eleva. El joven vuela, literalmente. Tres ruedas con imágenes y luces comienzan a recorrer el campo, con “ellos”, vestidos de negro de pie a cabeza, dentro de cada uno, mientras la gente debe desplazarse, cual show de La Fura dels Baus o Fuerza Bruta.

 

En el escenario, que semeja la corteza de un planeta o asteroide, un astronauta en viaje cósmico planta una bandera con un corazón.

El planeta (¿será el asteroide B 612 de El Principito?) se quiebra, como si un sable lo rebanara y la parte superior sube mediante cadenas. Los fans estallan cuando se escucha el primer acorde de cada tema, no importa si pasa algo o aún nada sobre el escenario.

 

Hay algo -mucho- psicodélico en los integrantes del Cirque, desde el vestuario, el maquillaje y los peinados. Tras un número circense en el que saltan las sogas sumamente flojo, pueril e ingenuo (un mix con Vitaminas y Mi novia tiene bíceps), hay lluvia de papelitos. Hay desplazamientos de escenografías cóncavas, y acróbatas se apoderan del momento de Prófugos.

 

Porque nadie cuando escuchaba Prófugos habrá imaginado lo que ahora ve en el Luna Park. ¿O sí?

 

¿Importa?

 

En el espectáculo que es dirigido por Michel Laprise (también de Kurios, la obra más reciente del Cirquel), secundado por Chantal Tremblay (directora de creación de Love), hay más personajes que entran y salen de la historia. No sólo el joven, sino un hombrecito que camina y al que persigue una nube, una mujer con cabeza de animal… A partir de Sobredosis de TV comienza lo mejor de la noche. Una cámara filma y proyecta en una pantalla lo que hace aquel hombrecito al que perseguía una nube. Es un efecto del cine silente. El camarógrafo recuesta la cámara sobre un costado y el hombre parece escalar, o arrastrase.

Y entonces surge otra dicotomía, la partición de lo sentidos. ¿Qué hacer? ¿Ver lo que hacen sobre el escenario, o el resultado final que serán las imágenes proyectadas? La música es el soporte.

 

Es similar a aquella pregunta sobre escuchar la música o ver el espectáculo. ¿Cuál está primero o por encima del otro? Porque está claro que para quienes conocemos la música, no siempre están a un mismo nivel.

 

Ese efecto, la utilización de una proyección, alcanza su momento más atrapante e impresionante cuando una mujer juegue con sus manos esparciendo arena sobre una pantalla, creando formas que se verán proyectadas en el escenario… en el que una mujer se trepa a un árbol imaginario dibujado por aquella artista, y de la nada aparecen más personajes que se integran a ese concepto visual.

 

Aquí, gana más el arte escénico que lo circense.

 

Pero llegan otros acróbatas. La música que los acompaña podría ser otra. Tal vez ni siquiera de Soda.

 

El joven protagonista del comienzo juega con diábolos y Es difícil de creer, pero se le cae uno. El joven se resarcirá con creces con un movimiento y se gana una ovación.

Que no será la única. Tras acróbatas moviéndose a ritmo de Signos en una enorme rueda de acero entre el público, llega Hombre al agua, donde el ingenio funcionó y aunó todo. El hombre, que es especialista en apnea, y parece tomar aire de la guitarra, mientras de arriba le caen palabras: amaneció, deriva, agua… De pronto el público en el campo comienza a agacharse y sentarse en el suelo del Luna. No están cansados. Es el momento de Té para tres, hay 8 fogones y la invitación para seguir casi en versión acústica.

 

Porque Sép7imo día no llega a ser un karaoke, pero por momentos sí un sing-a-long, con silencios en alguna que otra estrofa. La participación del público no se limita -se diría, como establecíamos al comienzo, que esa unión, esa alianza, ese matrimonio entre banda y fans no tiene límites-.

 

Los celulares se encienden y todos son, a su manera, estrellas del espectáculo con sus luces apuntando al centro.

 

Un hombre alado extraña la Tierra… Llegan más forzudos. Son tres, como los Soda, en En la ciudad de la furia.

Y como fue la première, la primera de las 70 funciones programadas en el Luna Park –hasta el 8 de abril está todo agotado, salga la entrada $680 o $3.950-, al final llegan Zeta Bosio y Charly Alberti. La ovación atrona el estadio -cuando se escuchan las canciones, el sonido no siempre es el mejor acompañante del trabajo de la remasterización de las pistas sonoras-, y no, no falta nadie. La voz de Gustavo Cerati estuvo acompañándonos desde un comienzo. No es una ilusión, no es una fantasía. Fue -es- más de una hora y media de un show que traerá recuerdos y nostalgias a unos, asombrará a otros y emocionará por varios motivos a más.

 

"Sép7imo día: No descansaré"

 

Muy bueno

 

Cirque du Soleil. Dirección: Michel Laprise.Música: Soda Stereo. Funciones hasta el 14 de mayo. Entradas de $680 a $3.950

(Diario Clarín)

y se celebra en todo el mundo, hace más de 100 años, el Día Internacional de la Mujer. Muchas mujeres reciben flores y deseos de que tengan un "feliz día". No muchos saben que los orígenes de la conmemoración, en realidad, no son románticos, sino políticos y sociales.

En 1910, la Internacional Socialista, reunida en Copenhague, proclamó el Día de la Mujer, con carácter internacional. Fue un homenaje al movimiento en favor de los derechos de la mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal, según recuerda la Organización de Naciones Unidas.

 

La propuesta fue aprobada unánimemente por la conferencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés. En ese momento, no se estableció una fecha fija para la celebración.

 

El primer Día de la Mujer se celebró un año después, el 19 de marzo de 1911, en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. Consistió en mítines a los que asistieron más de un millón de mujeres y hombres. Además del derecho de voto y de ocupar cargos públicos, exigieron el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.

 

Menos de una semana después, el 25 de marzo, más de 140 jóvenes trabajadoras, la mayoría inmigrantes italianas y judías, murieron en el trágico incendio de la fábrica Triangle en la ciudad de Nueva York. Este suceso tuvo grandes repercusiones en la legislación laboral de los Estados Unidos, y en las celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer se hizo referencia a las condiciones laborales que condujeron al desastre.

 

Entre 1913 y 1914, las mujeres rusas celebraron su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913 en el marco de los movimientos a favor de la paz que surgieron en vísperas de la primera guerra mundial.

 

En el resto de Europa, las mujeres celebraron mítines en torno al 8 de marzo del año siguiente para protestar por la guerra o para solidarizarse con el resto de las mujeres.

En 1917, como reacción ante los 2 millones de soldados rusos muertos en la guerra, las mujeres rusas escogieron de nuevo el último domingo de febrero para declararse en huelga en demanda de "pan y paz". Los dirigentes políticos criticaron la oportunidad de la huelga, pero las mujeres la hicieron de todos modos. Cuatro días después el Zar se vio obligado a abdicar y el gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho de voto. Ese histórico domingo fue el 23 de febrero, según el calendario juliano utilizado entonces en Rusia, o el 8 de marzo, según el calendario gregoriano utilizado 

FUENTE: LA NACION

El Consejo Provincial de Educación resolvió la postergación del Concurso de Ingreso a la Docencia de Nivel Inicial, Primario y Modalidades previsto para los días 20 y 21 de febrero.

Mediante un nuevo comunicado de prensa el Consejo Provincial de Educación, luego de un intenso trabajo en las localidades de la provincia con los equipos directivos de los establecimientos escolares, en el que se han detectado irregularidades en las plantas orgánico funcionales (POF), resuelve la postergación del Concurso de Ingreso a la Docencia de Nivel Inicial, Primario y Modalidades previsto para los días 20 y 21 de febrero, hasta tanto se regularicen las situaciones detectadas. Esta medida tiene como propósito no perjudicar a los colegas docentes en condiciones de acceder a la titularidad de los cargos. Se informó en le sitio oficial del CPE.

Fuente: El Diario Nuevo Dia

Este estudio, -publicado en la revista Science-, confirma que los estereotipos que asocian la inteligencia y el éxito profesional con el género masculino, siguen funcionando. ¿Las causas? Crianzas fijas en roles, medios de comunicación y un sistema educativo que sigue reproduciendo la desigualdad. 

¿Pueden las mujeres ser brillantes, inteligentes, exitosas? Las niñas no lo tienen claro.

 

Ya desde los 6 años creen que los hombres son más inteligentes y talentosos de manera innata, lo que las desmotiva a la hora de probar nuevas actividades o aspirar a carreras ambiciosas, según un estudio publicado esta semana en la revista Science.

La existencia de estos estereotipos no es una gran sorpresa, pero los hallazgos muestran que estos prejuicios pueden influir en los las niñas desde muy corta edad.

 

"Como sociedad, asociamos un alto nivel de capacidad intelectual más con los hombres que con las mujeres, y nuestra investigación sugiere que los niños adquieren esta asociación a partir de los 6 y 7 años'', indicó Andrei Cimpian, profesor asociado del departamento de psicología en la Universidad de Nueva York. Cimpian, quien codirigió el estudio, observó a 400 niños de entre 5 y 7 años.

 

¿En qué consistió el estudio realizado?

En la primera parte se contaba a los niños una historia sobre una persona "muy, muy inteligente'', y después se les pedía que identificaran a esa persona entre las imágenes de dos hombres y dos mujeres. Las personas de las fotografías vestían de forma profesional, aparentaban la misma edad y parecían igualmente felices.

A los 5 años, los niños de ambos sexos tendían a asociar la capacidad intelectual con su propio género, de modo que la mayoría de las niñas eligió a mujeres, y la mayoría de los niños a hombres.

Pero según se hacían mayores y empezaban a asistir a la escuela, los niños parecían empezar a asumir estereotipos de género. Las niñas de 6 y 7 años eran "significativamente menos propensas'' a elegir mujeres. Los resultados fueron similares cuando se mostraron fotografías de niños.

"Estos estereotipos se mantienen libres de cualquier indicador objetivo de logros e inteligencia'', dijo Cimpian.

 

En la segunda parte del estudio se presentaba a los niños dos juegos de mesa, uno descrito como una actividad "para niños que son muy, muy inteligentes'' y otro "para niños que se esfuerzan mucho, mucho''. A los cinco años, los pequeños de ambos sexos mostraban el mismo interés por el juego para niños listos, mientras que a los 6 y 7 años los chicos seguían queriendo jugar mientras que las niñas preferían la otra actividad.

 

"No hay nada en el juego en sí mismo que lo haga menos interesante para las chicas, sino que es la descripción de que es para niños muy, muy listos'', explicó el experto.

Como resultado, al creer que no tienen tanto talento como los niños, las chicas tienden a apartarse de carreras u campos más exigentes, lo que produce amplias diferencias en las aspiraciones y decisiones de carrera profesional entre hombres y mujeres.

"Estos estereotipos disuaden a las mujeres de aspirar a muchas carreras prestigiosas; es decir, las mujeres se ven menos representadas en campos cuyos miembros atesoran el éxito'', escribieron los autores del estudio.

 

Todavía no está claro de dónde vienen esos estereotipos. Los padres, maestros e iguales y los medios de comunicación son los sospechosos habituales, dijo Cimpian. Pero es evidente que deben tomarse medidas para que estos prejuicios no arruinen las aspiraciones profesionales de las niñas.

 

"Transmitan la idea de que el éxito en cualquier línea de trabajo no es una habilidad innata, sea la que sea, sino esforzarse, entregarse con pasión a lo que uno hace'', dijo Cimpian, señalando que la exposición a mujeres exitosas que puedan servir como modelos de conducta también ayuda.

Las empresas de juguetes como Mattel, fabricante de la muñeca Barbie, han hecho cambios para intentar reducir los estereotipos de género. La campaña "Puedes ser cualquier cosa'' de Barbie dice a las chicas que pueden ser paleontólogas, veterinarias o profesoras, entre otras carreras. La campaña también plantea la posibilidad de que una niña pueda imaginarse como una princesa hada.

Rebeca S. Bigler, profesora de psicología de la Universidad de Texas, en Austin, describió el estudio de Cimpian "como un trabajo excepcionalmente bueno''. Bigler sugirió que los estereotipos podrían desarrollarse en los primeros cursos de la escuela, cuando los estudiantes conocen a científicos, compositores y escritores famosos, los "genios'' de la historia, que son en su mayoría hombres. Bigler señaló que es importante combinar ese conocimiento con información sobre la discriminación de género.

"Tenemos que explicar a los niños que se crearon leyes de forma específica para impedir que las mujeres se convirtieran en grandes científicas, artistas, compositoras, escritoras, exploradoras y líderes'', añadió Bigler. "Entonces, los niños... serán más propensos a creer en su propio potencial intelectual y contribuir a la justicia social y la igualdad aspirante ellos a esas carreras''.

 

Fuente: AP.