Se confirman serias irregularidades en la gestión de la empresa durante el kirchnerismo que van desde sobreprecios, falta total de planificación y graves hechos de corrupción. Las nuevas autoridades, encabezadas por el Interventor Omar Zeidán, ya realizaron las denuncias penales correspondientes contra Julio De Vido y los ex funcionarios que estuvieron a cargo.    

Luego de meses de trabajo intenso en conjunto con YCRT, la SIGEN presentó el informe final de la auditoria encargada por OMAR ZEIDÁN, Interventor de YCRT.  El informe contiene un detallado análisis de cómo fue gestionada YCRT hasta el 2015 y deja en evidencia una total falta de planificación, desmanejo en la administración y las compras, corrupción y pago de sobreprecios. 

El resultado de la auditoría advierte que “el gerenciamiento de YCRT se ha sustentado en procesos decisorios carentes de razonabilidad y legalidad, que no sólo impidieron el logro de los objetivos públicos buscados a través del funcionamiento tanto del Yacimiento como de la construcción de la Central Térmica – aún sin finalizar-, sino que además ocasionaron el gasto de recursos en perjuicio del erario público, cuestión que también se ve reflejada en el accionar de la Facultad Regional Santa Cruz de la UTN.”   El Interventor Omar Zeidán indico que “Quedo probada por la SIGEN que hubo un plan sistemático establecido para saquear YCRT, desviar fondos públicos y usar a nuestra empresa como pantalla”.

Zeidán remarcó que con respecto a la gestión de YCRT la auditoria detectó la carencia de un Plan Estratégico, planes operativos y de inversión debidamente formulados y aprobados; inadecuada planificación presupuestaria e irregular registro de la ejecución presupuestaria; como así también contrataciones directas millonarias sin ningún sustento ni fundamento.   En cuanto al estado de operación y mantenimiento del Complejo Minero se ha evidenciado la inexistencia de un sistema de información necesario para la toma de decisiones y el control de la marcha de la empresa principalmente en lo que refiere a las inversiones y avance en la preparación del Complejo; existencia de condiciones inseguras para el personal – de riesgo grave e inminente – así como también para los equipos e instalaciones en Mina, Central Térmica Operativa, distintos talleres y depósitos de residuos peligrosos; estado de red troncal de ventilación seriamente comprometido representando un latente peligro de accidentes y derrumbes observaciones señaladas aquí sólo a efectos ilustrativos.   

Pese a la inmensa cantidad de dinero destinado a YCRT en los últimos doce años durante el kirchnerismo, y a las reiteradas promesas de comenzar a producir 1.200.000 toneladas de carbón a partir del año 2012, la situación actual es desastrosa. 

“En lugar de tener una mina perfectamente desarrollada nos encontramos con una Mina con sectores totalmente derrumbados, con galerías y chiflones con arcos metálicos de sostenimientos deformados, rotos y a punto de colapsar. Nos encontramos con una Mina paralizada, ya que en estos últimos doce años NUNCA han podido producir carbón en cantidades importantes, pese a que han recibido las partidas presupuestarias más importantes y más voluminosas de toda la historia de la Cuenca Carbonífera”, remarcó Zeidan. 

Según el “Informe Ejecutivo, Auditoria Integral YCRT y CTRT” durante el período 2011-2015 se había planificado producir 5.706.776 toneladas de carbón, pero solo se logro extraer 841.990 toneladas, es decir un 85 por ciento menos de lo establecido. Tampoco se cumplieron las tareas de avance de galerías, donde se sub ejecutó el programa de trabajo en un 70%.  Todo esto mientras se invirtieron en la empresa desde 2005 a 2015 más de 16 mil millones de pesos y se incrementó el personal en un 233%. 

La Auditoria de la SIGEN también constató que entre los años 2009 y 2015 fueron suscritos 453 Convenios Específicos y 90 adendas entre YCRT y la UTN Facultad Santa Cruz involucrando un monto aproximado de $4.424.000.000. La Auditoria dejo claro que no existen razones que justifiquen estos convenios, ni la “tercerización realizada por la UTN para la compra de equipos, realización de estudios y contratación de servicios.”   “YCRT tenia personal capacitado y disponible para realizar las contrataciones sin necesidad de que las mismas sean trianguladas por terceros. Claramente se involucro a la UTN para evitar los controles sobre las compras realizadas por una empresa del Estado y desviar fondos de nuestra empresa para hacer política partidaria a favor de LA CAMPORA y sus Candidatos en Santa Cruz”, destacó Omar Zeidán.