El Consejo Provincial de Educación informó hoy a los responsables y padres del ICEP que se implementará un subsidio provisorio sujeto a la realización de auditorías contables, de seguridad edilicia y pedagógicas exhaustivas. Además, indicó que se detectaron 300 estudiantes sin reconocimiento oficial, para los cuales se diseñará un dispositivo que permita acreditar el año escolar en una escuela pública.

Luego de tres jornadas de auditorías administrativas y pedagógicas en el ICEP de Río Gallegos, el Consejo Provincial de Educación resolvió levantar provisoriamente la suspensión de la subvención por el mes de agosto, siempre y cuando los responsables procedan a la bancarización de los docentes de la institución.

A partir de la regularización de esta situación, la cartera educativa otorgará una subvención provisoria que será analizada mensualmente de acuerdo a los avances en la regularización de los trámites que surjan a partir de una auditoría contable, de seguridad edilicia y pedagógica.

Para tal fin, la presidenta del CPE, María Cecilia Velázquez recibió a representantes de distintos entre provinciales y municipales para acordar la realización de un relevamiento de las instalaciones edilicias en las que funciona el ICEP para constatar condiciones de seguridad e higiene, entre otras.

De la reunión participaron representantes de la Municipalidad de Río Gallegos, Servicios Públicos, Secretaria de Trabajo y Seguridad Social, Camuzzi y la División Bomberos de la Policía de Santa Cruz.

Respecto a las secciones abiertas si autorización de la cartera educativa, el CPE explicó que los 300 estudiantes, que debido a esa situación se encuentran sin reconocimiento oficial, podrán acreditar el año escolar a través de dispositivos que le permitirán certificar sus aprendizajes en una escuela pública.