Estudian un alza de entre 20 y 25% para el sueldo básico. De 8.060 pasaría a casi 10.000 pesos. Se fijaría en la segunda quincena de junio. Algunos sectores sindicales exigen un aumento mayor, en línea con la canasta básica.

El gobierno nacional y la cúpula de la CGT avanzan en un pacto para moderar la suba del salario mínimo. Por estas horas se está definiendo la fecha en la que el Ejecutivo convocará al Consejo del Salario para debatir un nuevo valor de ese ingreso. La segunda quincena de junio sería la elegida.

 

En dicha convocatoria –de la que participan además de la cartera de Jorge Triaca 16 representantes gremiales y otro número igual de empresarios– está previsto definir un aumento del Salario Mínimo Vital y Móvil de entre 20 y 25 por ciento. Si se actualizar con un 20%, pasará de 8.060 a 9.672 pesos, aunque la cifra no habría sido todavía cotejada con las cámaras empresarias que participan de la negociación.

 

Un colaborador cercano al ministro Triaca recordó que el trabajo de la cartera está focalizados en las paritarias, donde ya se cerraron casi el 40% en un promedio de alrededor del 20% de aumento, más la cláusula gatillo como herramienta para proteger el poder adquisitivo de los trabajadores.

En este sentido, cabe destacar que cuatro importantes gremios firmaron aumentos en torno a los objetivos del Ejecutivo: tanto Comercio, con Armando Cavalieri a la cabeza, como los estatales de UPCN con Andrés Rodríguez, y los Estacioneros de Carlos Acuña, cerraron por un 20% a pagarse en dos o tres tramos. La UOCRA, en cambio, cerró por el 21 por ciento.

 

Pero los últimos datos oficiales confirmaron que la suba de los precios no se detuvo y que las metas inflacionarias que trazó Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central, de entre 12 y 17% difícilmente se cumplan. Y convalidar un ajuste muy por encima será una manera de echar por tierra aquel objetivo.

 

El objetivo de la CGT es equiparar el valor del salario mínimo con el costo de una canasta básica de alimentos, cuyo valor, según el Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la propia central, es de $14.686. También las dos CTA pretenden igualarlo con la canasta básica del Indec, que es de 14.090 pesos.

 

En 2016, el Consejo del Salario se reunió en mayo y acordó un ajuste de 33%, con la proyección de que en enero de 2017 fuera de 8.060 pesos mensuales. Las subas se dieron: $750 en junio, $750 en setiembre y $500 en enero.

INFOBAE