No es novedad que el concejal Rubén Martínez, ladero del intendente de Caleta Olivia Facundo Prades, juega a rozar lo delictivo. Varias acusaciones y cruces tuvo con dirigentes de la ciudad y siempre niega todo lo que se le acusa. En las últimas horas apareció y se difundió en las redes sociales, un audio en el cual el edil le habla a las personas que se encuentran usurpando casas. Una de las contundentes frases es que el “se pasa a la justicia por entre medio de las patas” y que “no le importa respetar las leyes”. Esta reunión se dio con distintas familias de los planes 187 y 62 viviendas que se encuentran usurpando hace casi un año. 

Esta clara evidencia de incitar políticamente a las usurpaciones siendo edil de la ciudad, no solo roza lo delictivo sino se debería tomar drásticas decisiones por incitar a violar el artículo 181 del Código Penal. Durante el audio se lo escucha claramente incitando a los ocupantes a “resistir” el desalojo, garantizando la vivienda y afirmando: "Yo les garantizo que si yo les pongo una familia ¡¡ minga los van a echar!! ¿Me entienden?".

Por otro lado afirma los rumores en los cuales se decía que tanto el concejal como el intendente Prades habían mandado a usurpar las viviendas en vísperas electorales. En una parte del audio, Martínez afirma: “Ustedes entraron en acuerdo antes de las elecciones en octubre que era el día de la madre, si hubiese querido actuar la justicia en un mes tiene que actuar, ya llevan 9 meses y diría 10” continua. 

Mediante amenazas y amedrentamientos, el edil de Integración Ciudadana afirma en el audio “…me gane enemigos cierto sector del pueblo, me calienta cinco pelotas eso porque yo sé que ustedes vienen por una necesidad aquí, pero ese día que no fueron a la sesión me dio por las bolas, me dio bronca, dejemos la cama calentita un día y vayamos, pero no quiero que vayan al choque con el otro sector, los demás si los agreden ustedes cállense la boca, me entienden, cuando vean a todos ahí yo les voy a decir vos lo votas en contra yo te voy a mandar toda esa gente a tu casa, que vayan a vivir a tu casa…” afirma Martinez. 

Ante el posible desalojo de las viviendas usurpadas, el integrante del cuerpo deliberativo de Caleta Olivia afirma: “yo la hago cortita, ellos son drásticos yo les voy a dar con la misma medicina. Y si llegan a reprimir tranquilos ustedes, sin agresión, sin palos, simplemente hay que abrazarse; no vayan al roce ni me puteen a las autoridades, se enteran que están, tiene que ir todo el malón para allá” continuo. 

Una vez más, Caleta Olivia se encuentra en manos de personas que incitan a la violencia y a la delincuencia. El concejal Ruben Martinez, no le importa que haya personas que están esperando esas viviendas y que, por puntaje (como lo indica la ley) les sean adjudicadas. 

El derecho de propiedad es una de las condiciones capitales de la sociedad humana. A este derecho se lo relaciona en forma reiterada con el de libertad. Pero la libertad nada tiene que ver con el quebranto de la ley. Los responsables del déficit habitacional están en el Gobierno Provincial y en el municipal que, nada hicieron por quienes más necesitan. 

La carencia de vivienda o la desaprensión de determinadas personas hacia la propiedad ajena ha generalizado, hoy en día, prácticas usurpatorias sobre inmuebles deshabitados. Estas prácticas constituyen delitos contra la propiedad. Se encuentran tipificadas por el artículo 181 del Código Penal.

A diferencia de lo que sucede en otros países, la experiencia muestra que los jueces son muy reacios a ordenar un rápido desalojo por medio de la fuerza pública, cuando los ocupantes son grupos de personas. Y cuanto más numerosos sean, mejor para ellos y peor para el afectado. Es por ello que este concejal insita a que se muevan en “masa”, otorgando malos ejemplos a la ciudadanía como vecino y, sobre todo, como alguien que fue elegido para LEGISLAR en pos de toda la ciudad de Caleta Olivia.